Ya es época de plantar melones

Ya es época de plantar melones

El melón es una planta herbácea de tallos rastreros que necesita de mucho espacio y sol para crecer. Se cultiva por su fruto que destaca por su con gran contenido en agua y por su sabor dulce

Antes de iniciar la siembra es necesario preparar el suelo, removiendo la tierra, deshaciendo los terrones más grandes, quitando las malas hierbas y drenando la parcela en las que se van a plantar los melones. Hay que tener presente que los melones prefieren suelos ligeros y ricos en humus y no toleran los arcillosos o ácidos.

Es una planta que necesita suelos muy ricos por lo que se recomienda cubrir la zona de plantación con una capa de compost o estiércol, al menos de 10 centímetros. Con la ayuda de un azadón hay que ir formando lomas de tierra o montículos de unos 30 cm de altura, dejando una distancia entre uno y otro de unos 60 cm y entre hileras de montículos 1 metro y medio con el fin de asegurar que las enredaderas del melón dispongan de suficiente espacio para crecer.

En cada montículo, es aconsejable sembrar 5/6 semillas a unos 6 cm de profundidad. También hay que tener presente que la planta del melón necesita mucha agua y humedad constante, no tolera los encharcamientos ni la formación de barro por lo que el suelo debe de drenar bien, los riegos deben de ser frecuentes pero no abundantes.

Para evitar que se pueda pudrir, se recomienda que cuando el melón tenga el tamaño de un puño, colocarlo sobre un tarro o una lata para separarlo del suelo, de esta forma, además, se incrementan las posibilidades de que madure. Tampoco hay que olvidar que el melón se cosecha apenas esté maduro, es decir, cuando le aparecen grietas alrededor del tallo y se desprende con facilidad de éste, más o menos a los 4 meses de su plantación. Otra forma de comprobarlo es dándole un golpecito: si suena hueco es que está maduro.

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios