¿Por qué Clara Campoamor?

“Un largo centenario nos separa de ti: 130 años de tu nacimiento y 87 de aquel hermoso 1 de octubre de 1931 en el que tan brillantemente tomaste la palabra en nombre de las mujeres de ayer, de hoy y de mañana.
Pero sólo es tiempo, no ideas: tus ideas, no proyecto político, tu proyecto… Porque tus ideas siguen siendo nuestras y tu proyecto, hoy vivo, sigue siendo nuestro y de tantos y tantas demócratas que ha dado este país, tu país.” (Blanca Estrella Ruiz Ungo. Ed. Renacimiento. 2018 “El voto femenino y Yo. Mi pecado mortal”

Tiempos de Mujer es una asociación, constituida hacia los años 90, que piensa en la mujer y en la defensa de sus derechos. Las mujeres que la integramos, herederas de aquellas otras, como Clara Campoamor, queremos agradecerle su lucha a favor de la igualdad. Especialmente el logro del sufragio universal para las mujeres. Y como ella misma dice: “Nunca trabajé para que los derechos de las mujeres fueran reconocidos frente a los de los hombres sino, para que todos los ciudadanos, tuviéramos los mismos.” “La mujer olvidada” Isaías Lafuente

Su pertinaz lucha es la que hizo posible que se consiguiera el voto femenino y la que nos motivó a solicitar en el Consejo de Cultura, y antes en el Consell de la Dona, cuando se construyó el edificio dedicado a Centro Municipal de Participación, el cambio de nombre del mismo, conocido hasta el momento de su aprobación y cambio, como “Las Cerámicas”. A pesar de que este es un nombre emblemático de nuestra población y querido por nosotras, pensamos que el hecho de que aparezca en diferentes espacios públicos invita a la confusión.

Ante la conveniencia de cambio de nombre, consideramos una ocasión única de poner al Centro Municipal “Clara Campoamor” ya que este edificio es muy participativo y usado por muchas mujeres a favor de su inserción social y mejora de su calidad de vida. Isaías Lafuente titula su libro como “La mujer olvidada” refiriéndose a Clara Campoamor, y para sacarla de su olvido queremos rescatar algunos hitos de su historia que nos revelen su valor.

Nace en una familia humilde y debido a la pronta muerte de su padre, suspende sus estudios para ayudar a la economía familiar, no obstante, sus ideas se ligaban a su promoción profesional, combinando trabajo y estudios hasta conseguir licenciarse en derecho con más de 32 años. Ya en la Universidad era llamada a desplegar su discurso a favor de la mujer. Consiguió un escaño en el Parlamento y fue la primera mujer que tomó la palabra en el mismo, incluso en contra de su propio partido cuando solicitó el sufragio universal.

 Con las elecciones del 1933 perdió la posibilidad de ser congresista y fue nombrada por Lerroux, Directora de la Beneficiencia, en la que estuvo solamente 10 meses, por reticencias de la CEDA cuando entró en el gobierno a que continuara su labor a favor de lo público. Fue, incluso, manipulada su actuación a favor de los niños asturianos en las movilizaciones que allí se realizaron, última gota que le llevó a pedir la salida del Partido Radical al que pertenecía.

Rechazada por otros partidos, continuó su lucha política en soledad hasta llegar el momento del exilio a Argentina y Suiza, donde murió en la ciudad de Laussana en 1972, a los 84 años, junto a su amiga Antoinette Quinche y con gran dolor de morir fuera de España y antes de que acabara la dictadura. ¡GRACIAS CLARA CAMPOAMOR!

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios