La Historia o Dios

Desorden bipolar. Existe cierta tendencia de idealizar a un ser omnipotente, por tratarse de un agraciado que parece mesiánico, que sin apenas esfuerzo genera ideas profundas, y cada proyecto que lanza tiene asegurado su éxito, por lo que resulta admirado.

Según analistas psicológicos dicen que la realidad es bien distinta. Han descubierto que cierta creatividad surge en personas con afinados problemas como la esquizofrenia. Abunda el cabeza pensante con desorden bipolar, depresión, ansiedad, pánico o alcoholismo. Incluso llega a ser neurótico, obsesivo y con hábito de vida solitaria. C

aracterística que suele ir en general acompañado de un rechazo social. Además, los especialistas creen que en su comportamiento existe la esquizotimia: el compositor alemán Robert Schumann (1810-1856) creía que sus composiciones musicales se las dictaba el propio Ludwig van Beethoven (1770-1827), ya fallecido, o el escritor estadounidense Ernest Hemingway (1899-1961) presentaba síntomas de niveles medios de paranoia.

 Alucinaciones o ilusiones. Hemos aventurado que se caracteriza por ser solitario e introspectivo, cautivado por su propio pensamiento que por lo que sucede a su alrededor, tiene dificultades para establecer relaciones sociales solidas, particularmente, en su juventud, conocido por los expertos como -su vida es su arte-.

 Eso sí, es analítico, absorto en su trabajo, perfeccionista, metódico y destructor, siendo su labor el ensayo. Destina su tiempo a examinar sus pifias y trabaja con excesiva efusión. Otra de su característica es que es capaz de manejar un exceso de información. Generalmente todo el mundo tiene un filtro mental denominado inhibición latente, el cual ciñe el campo perceptual permitiendo que los estímulos que nos rodean, aparentemente sin importancia, no lleguen a la consciencia.

Tanto la adición al poder, como la persona con esquizofrenia bloquean información, lo que permite suponer que en la práctica, su experiencia vital llega a su conciencia desencadenando alucinaciones o ilusiones.

 Pinceladas malignas. Desde una perspectiva mítico-religiosa califica la malignidad en dicho perfil. El diabolum es, etimológicamente, quien siembra la discordia, desune y rompe los lazos establecidos. Esa acción del miedo separa a los que conviven, obligándoles a detestarse entre ellos y a rechazarse. Una creencia del líder de puertas a dentro de partidos únicos es que antes de rendir cuentas, debe declararse ante la Historia o Dios. Pero Dios anda por estos sotos.

Las religiones monoteístas y patriarcales marcan la diferencia para crecer espiritualmente. Según el pastor Sugel Michelén las predicaciones residen en un contexto usual: -Si nuestro más serio problema hubiese sido “económico”, Dios hubiera enviado a un “economista”. Si hubiera sido “psicológico y emocional”, hubiera enviado a un “psiquiatra cósmico”. Si hubiese sido de “salud” a un “medico”; pero Dios envió a un “salvador”, porque el más serio problema del hombre es, su imperfección-.    

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios