El jengibre, un cultivo sencillo

El jengibre, un cultivo sencillo

Hay muchas especies de jengibre pero para cultivar la variedad comestible más común, Zingiber Officinale, sólo tienes que adquirir una raíz de esta planta tropical en una tienda o supermercado

Es aconsejable escoger raíces de jengibre, técnicamente rizomas, que sean carnosos y que estén libres de arrugas, con ojos visibles, puntos negros, al final de los dedos. Siempre es más recomendable decantarse por el jengibre orgánico ya que el no orgánico podría haber sido tratado con un inhibidor de crecimiento.

Si se quiere cultivar más de una planta se debe de cortar la raíz con un cuchillo o tijera de podar desinfectada, cada trozo debe de tener un tamaño de entre 2.50 y 3.75 cm de ancho con uno o más ojos. El jengibre se desarrolla mucho mejor en una tierra de buena calidad y de buen drenaje, por lo que solo será necesario mezclar tierra de jardín con compost bien descompuesto. Es una planta que prefiere la sombra parcial o las áreas que solo reciben el sol matutino, lejos de raíces grandes.

Si se planta en el huerto debe de ser en un lugar protegido del viento y húmedo pero no lodoso. Cada trozo de raíz se debe de sembrar a una profundidad de entre 5 y 10 cm, en tierra suelta, y los ojos mirando hacia arriba, con una distancia, si se planta en hileras, de 20 cm entre trozo y trozo de jengibre. Pero si se hace en maceta, el tamaño del recipiente debe de ser de al menos 35 cm de diámetro, y en cada una de ellas se deben de plantar 2 o 3 trozos.

Una vez plantado el jengibre se debe de regar levemente y volver a regarla antes de que se seque por completo la tierra. No hay que olvidar que la tierra con demasiada agua pudriría la planta rápidamente. No es necesario fertilizar la planta si se ha sembrado el jengibre en tierra fértil pero si es pobre se puede recurrir a una pequeña cantidad de fertilizante líquido completo, una vez al mes. Una vez que muera el tallo, unos 8 meses después de la siembra, se podrá cosechar desenterrando el rizoma o raíz del jengibre, usando un cuchillo para cortar la planta.  

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios