Kentia, una buena planta para el hogar

Kentia, una buena planta para el hogar

La Kentia, conocida popularmente como la palma de la hoja del centinela, es una planta de crecimiento lento, de estructura delgada, color verde oscuro y una corona de frondas en forma de plumas caídas, perfectas para interiores

La planta de la Kentia, cuando es joven, tiene el tronco verde oscuro que se torna marrón conforme va envejeciendo y que florece cada año durante los últimos meses del año, siendo sus flores blancas y reunidas en espigas, unidas en la base, formando una inflorescencia que puede alcanzar más de 1 metros de altura.

A la hora de plantarla en una maceta o contenedor, debemos asegurarnos que el recipiente disponga de orificios de drenaje adecuado y, además, se recomienda utilizar una placa o plato grande para retener el agua debajo del recipiente. Además, a la hora de plantarla no hay que olvidar usar una tierra fértil que se debe de ir reemplazando para facilitar un correcto crecimiento y saludable. Una tierra que es aconsejable que se fertilice con un abono diluido y equilibrado con micronutrientes, formulado específicamente para palmas.

Respecto al riego cabe indicar que durante los meses de otoño e invierno se debe de regar cuando la tierra esté seca, pero en primavera y verano regaremos una o dos veces por semana, procurando que sea en un horario regular.

También es importante retirar el polvo de las hojas utilizando un trapo húmedo y una botella de atomizador llena de agua, una vez al mes, especialmente en las épocas de baja humedad y, cada seis meses, recortar el follaje muerto con la ayuda de unas tijeras de podar desinfectadas y bien afiladas pero no se deben de recortar las raíces que salen del cepellón ya que si se eliminan podría retrasar o impedir un nuevo rebrote de las mismas.

Hay que tener cuidado con ciertos insectos como los ácaros de la araña y las cochinillas ya que pueden convertirse en un problema e incluso causar la muerta de la planta. La planta de la Kentia, aunque soporta la oscuridad, es recomendable ubicarla en una lugar de la casa con buena luz y procurar protegerla de vientos helados y fuertes.

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios