Las calles no pueden ser un W.C.

M.R.
Las calles y parques de nuestro pueblo no pueden ser un “WC” de los perros. Por ello es necesario que se realice una campaña para evitar que nuestra ciudad huela a pis de las mascotas. No pretendo determinar las medidas exactas, pero algo hay que hacer. Campañas de concienciación, acabar las antiestéticas manchas de orines de los perros en mobiliario público, tan molestas para los transeúntes, la única manera de evitar que un perro marque siempre la misma esquina, fachada, farola, árboles, depende de su educación.

Los dueños de las mascotas supongo que llevarán mucho cuidado de que sus perros no hagan estas cosas tan molestas en sus casas, atendiendo a lo que siempre hemos dicho “lo que no quieras para ti no se lo des al vecino”. Yo no estoy en contra de las mascotas, pues soy amante de los animales, pero lo tengo claro, que hoy por hoy andar por nuestras avenidas y calles resulta antihigiénico y molesto. Podemos presumir de nuestro pueblo, de sus calles, avenidas, parques, con la intención de poder pasear y respirar el aire limpio, pero es verdad que como ciudadano me avergüenzo muchas veces cuando veo esas terribles manchas en fachadas, esquinas, bajada de canales, posteletes de las farolas de los parques, podrido por los orines.

Y no digamos los árboles de muchas calles, secos por lo mismo. Invito a los responsables de sanidad de nuestro municipio a que se den una vuelta por las calles, al mercado de la Frontera, por ejemplo, y den un vistazo a las columnas de los portales que dan acceso al mercado y alrededor del mismo, y podrán comprobar la suciedad causada por los orines de perros, o excrementos por las aceras. Y tenemos que respirar ese aire tan molesto que resulta tan malo para nuestra salud.

Supongo que las brigadas de limpieza estarán al corriente de esta suciedad. Si hay que reforzar este servicio poniendo más personal y medios químicos para eliminar estas terribles manchas, no estaría mal que ese coste sea sufragado por los dueños de las mascotas, de la forma que se crea por conveniente. No es justo que este servicio sea costeado por aquellos que no tienen animales de compañía, ni responsables del proceder de estas mascotas, ni de que sus dueños hagan lo propio para impedirlo.

Por todo ello, tomen buena nota los responsables de limpieza y tengamos nuestra calles y plazas limpias para poder disfrutar de nuestros paseos y que nuestro pueblo dé buena imagen a los muchos que nos visitan para contemplar todos sus rincones.  

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios