Con deuda cero, imagínese el futuro ilusionante que nos espera

Ramón Poveda Concejal de Hacienda
Estamos a escasos meses de finalizar esta legislatura y, al valorar como ha evolucionado en estos cuatro años la economía municipal, los datos hablan por sí solos. La deuda por habitante ha pasado de 350 euros que se debían al principio de legislatura, en mayo de 2015, a algo más de 50 euros por habitante de la actualidad.

O, recurriendo a datos más globales, empezamos la legislatura con una deuda en el Ayuntamiento de Petrer de 12 millones de euros y la vamos a finalizar por debajo de 1.850.000 euros, lo que supone una reducción de más de 10 millones en este tiempo. ¿Y como hemos conseguido que en tan solo cuatro años la deuda se haya reducido en un 85%? Solo existe una contestación: con rigor, tanto en lo económico como en lo presupuestario; renegociando todos los contratos, tanto los nuevos como los ya existentes; y, en definitiva, con un control exhaustivo de todos los gastos que se realizan desde este Ayuntamiento.
El resultado obtenido con estas medidas ha sido mejor, incluso, de lo que esperábamos cuando empezamos la legislatura. Y lo bueno es lo que hemos logrado sin ninguna subida de impuestos, más bien al contrario, con la reducción e incluso la eliminación de alguna de las tasas municipales, como por ejemplo la disminución en un 90% de la tasa de apertura establecimientos o la gratuidad del Multideporte escolar, del que se benefician más de 900 escolares. Me imagino la infinidad de proyectos que hubiéramos podido desarrollar durante estos cuatro años si, cuando entramos a gobernar, nos hubiéramos encontrado las arcas municipales en estas condiciones.

Pero ahora no se trata de mirar al pasado, sino de hacerlo al futuro con la ilusión que supone otear el nuevo horizonte que se nos abre con deuda cero, la cantidad de nuevas inversiones y proyectos para Petrer. Tendremos la posibilidad de seguir aumentado las ayudas no solo directamente a las personas, también a los colectivos, como clubes deportivos y asociaciones, y, si las leyes nos lo permiten, seguir bajando los impuestos y tasas municipales.

Hoy Petrer es una de las poblaciones de la Comunidad Valenciana con la presión fiscal más baja, lo que significa que es uno de los municipios donde los vecinos pagan menos impuestos. La ciudadanía es consciente de ello y, aunque forma parte de nuestra naturaleza querer pagar menos, los vecinos nos transmiten su satisfacción respecto a la calidad de los servicios municipales con relación a los impuestos que pagan.

Es por ello que, como concejal del Partido Socialista que durante esta legislatura ha regentado la Concejalía de Hacienda, propongo una reflexión: si en solo cuatro años, con honestidad y rigor económico, hemos sido capaces de reducir la deuda a unas cifras en las que nunca había estado y, al mismo tiempo, hemos destinado cerca de 7 millones de euros a inversiones, ¿qué no podremos hacer con cuatro años más de dedicación y trabajo por Petrer?

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios