Carta a los Reyes Magos

MANUEL IBÁÑEZ HERNÁNDEZ
Queridos Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar; soy un niño de 10 años, y este año me he portado “Regular”…¡Bueno!...”Casi bien” en clase con mis profesores y compañeros. Yo quiero mucho a mis profesores, y sobre todo a mis papás, pues gracias a ellos estoy recibiendo una buena enseñanza y educación, lo cual es una buena base para cuando termine mis estudios y me enfrente a la vida laboral.

Hoy, junto con mis papás hemos visto un programa de televisión referente al tercer mundo, cómo viven y se desarrollan en dicho ambiente los niños/as…¡Qué pena! Apenas disponen de alimentos básicos, ropa y zapatos para vestir, escasez de agua, escuelas donde asistir para aprender, polideportivos con monitores para hacer deporte…etc….¡Qué lástima! Viendo esta forma de vida, me doy cuenta de lo bien que vivimos en nuestros países desarrollados; pues aquí sí disponemos de una buena alimentación, ropa y calzado, escuelas con excelente profesorado, polideportivos con monitores para practicar toda clases de deportes, cines, parques y jardines, y en nuestras casas disponemos de todos los adelantos tecnológicos…televisión, radio, lavavajillas, móvil, aire acondicionado, vitrocerámica…etc.

Pues bien, queridos Reyes, este año, les ruego no me dejen regalos, pues mis papás ya me compraron por mi cumple y por mi santo. Y, por tanto, es mi deseo les llevéis los regalos a esos niños/as del tercer mundo (que buena falta les hace). Lo que sí quiero pediros es que empleéis vuestra influencia sobre los políticos de mi ciudad para hacerles ver la suciedad que existe por calles y el extrarradio, me explico: Cuando salgo de paseo con mis papás, veo lo sucias que están las calles, llenas de alfombras de propaganda publicitaria que diariamente nos bombardean los grandes Hipermercados. ¿No sería mejor rebajar los precios de sus productos y no gastar tanto dinero en publicidad?

También aprecio la cantidad de “Grafitis” en fachadas y garajes, automovilistas parados en el semáforo y depositando las colillas del cenicero en la calzada, muebles y colchones en desuso en las aceras, heces de los perritos en calzada y aceras “qué asco” yo a estos animalitos les quiero mucho, pero ¡por favor! señores propietarios, recojan estos excrementos en una bolsita y deposítenlos en los contenedores que el Ayuntamiento dispone en todas las esquinas a nuestra disposición.

En fin, queridos Reyes Magos, vosotros que poseéis la magia y el poder, os ruego de todo corazón ayudéis al enfermo con su dolencia, levantarles el ánimo y llenarles de paz y amor en su hogar. ESPERO Y DESEO LLEVÉIS A BUEN FIN LO SOLICITADO EN ESTA CARTA.
GRACIAS,¡MUCHAS GRACIAS!  

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios