El vertedero romano de “Villa Petraria”

El vertedero romano de “Villa Petraria”

Por: JAUME PÉREZ ALCARAZ

A lo largo de estos últimos meses, el periodo romano de Petrer ha sido noticia debido al traslado del mosaico a la sala de restauración del Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ) para su consolidación y limpieza. Son los trabajos previos necesarios antes de incluirlo en la exposición “Petrer. Arqueología y Museo” que tendrá lugar entre los meses de febrero y mayo de 2018. Sin embargo, pocos conocen uno de los últimos hallazgos de esta época, nos referimos al vertedero de la villa romana de Petrer que se localizó en la calle Luis Chorro.

Hay que remontarse al año 2010 durante las obras que se estaban llevando a cabo en el solar de las calles de Gabriel Payá y Luis Chorro, correspondientes al proyecto conocido como Manzana Cultural. Dicho proyecto ampliaba las instalaciones de la Concejalía de Cultura, lo que obligaba a derribar una serie de casas en esta zona. Durante los trabajos de desfonde para hacer la cimentación del edificio se sospechó de la existencia de restos de naturaleza arqueológica, por lo que las obras se detuvieron a la espera de realizar una comprobación técnica.

Aunque este emplazamiento no está protegido por la Ley 4/1998 de Patrimonio Cultural Valenciano al no encontrarse en el centro histórico, esta misma ley recoge que “si con motivo de la realización de reformas, demoliciones, transformaciones o excavaciones en inmuebles no comprendidos en zonas o áreas de protección arqueológicos o paleontológicos aparecieran restos de esta naturaleza o indicios de su existencia, el promotor, el constructor y el técnico director de las obras estarán obligados a suspender de inmediato los trabajos y a comunicar el hallazgo” (art. 63).

Por ello, se indicó tanto al personal de la obra como al promotor que era el propio Ayuntamiento de Petrer y a los servicios territoriales de la Conselleria de Cultura que esta zona debía de excavarse utilizando metodología arqueológica para recuperar los restos observados y los que pudieran aparecer. Una vez obtenidos los permisos correspondientes, dio comienzo una excavación arqueológica que se extendió varias semanas a finales del año 2010. Esta intervención permitió sacar a la luz un vertedero romano compuesto por varios basureros excavados en el estrato geológico de diferentes tamaños.

Este vertedero se situaría a las afueras de Villa Petraria y lo sabemos porque podemos delimitar la extensión de la villa a partir de los restos encontrados en intervenciones arqueológicas anteriores como el mosaico (calle Constitución), el barrio artesanal de calle La Fuente o el mausoleo de la necrópolis de la calle Mayor. Bajo las viviendas de época contemporánea -siglos XIX y XX-, durante la excavación se localizaron 6 vertederos, en los que a partir de los restos materiales recuperados en su interior pudimos datarlos cronológicamente en el periodo romano.

Cada uno de ellos fueron vaciados de tierra con metodología arqueológica, apareciendo restos de piezas asociados a materiales de construcción como tejas y ladrillos, fragmentos de ánforas para el transporte de alimentos y, en menor medida, fragmentos de la vajilla utilizada por los romanos como platos, cuencos, ollas, cazuelas, etc. así como restos óseos de animales que fueron consumidos por ellos, lo que nos aporta una información muy valiosa sobre la vida cotidiana en este periodo. Respecto a las características de los vertederos, como hemos indicado eran agujeros excavados en la tierra para depositar en ellos los escombros y desechos generados durante el día a día. Tenían forma troncocónica y unas dimensiones entre 1,5 y 3 m de anchura y aproximadamente 1 m de profundidad.

La información proporcionada por los distintos materiales aparecidos en cada uno de los vertedores aporta datos cronológicos de cuando estuvo utilizándose el mismo. Así, podemos decir que tras analizar los restos recuperados, aunque hay objetos que son de siglos anteriores, el basurero estuvo en funcionamiento entre los siglos V y VI d. C.

Por tanto, el descubrimiento de este vertedero romano aportó nuevos datos sobre la extensión de la villa y su cronología, pero también nos planteó nuevas preguntas relacionadas como la siguiente: si Villa Petraria sabemos que se edifició en el siglo I d. C. y perdura hasta el siglo VI, ¿dónde arrojaban las basuras los romanos durante los primeros siglos? Lo sabremos en futuras investigaciones.

PARA SABER MÁS:
 Toda esta información que aportamos está extraida del artículo “El vertedero bajoimperial de Villa Petraria”, elaborado por Fernando E. Tendero Fernández y publicado en el libro Villa Petraria. Síntesis del pasado romano de Petrer (Alicante), editado en 2015 por el Ayuntamiento de Petrer.

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios