Película: Paco Mollá

Conocí a Avelino Martínez en el hospital comarcal cuando nuestros hijos Noé y Ana vieron la luz por vez primera. Aquel agradable e íntimo encuentro propició una relación de amistad que reveló inquietudes comunes en cuanto al interés y admiración por la obra poética de Francisco Mollá Montesinos.

Llegamos a la conclusión que una película sobre Paco Mollá acercaría sus poemas a mucha gente. He de confesar que mi propuesta no iba más allá que la de confeccionar un video casero. Sin embargo, Avelino, conocedor del mercado audiovisual, no tardo en convencerme de que la película que nos proponíamos realizar debería tener la suficiente calidad para poder ser exhibida en cualquier televisión. Era necesario elaborar un buen guión y sondear las posibilidades de obtener financiación.

Se contaba con lo fundamental: una entrevista grabada en la casa del poeta que se convirtió en la base y desarrolló del guión y de la película. Entrar a grabar en la cárcel Reformatorio de Adultos de Alicante, donde estuvo preso Paco Mollá y donde murió el poeta oriolano, Miguel Hernández no resultó fácil. Aquel destartalado y viejo edificio se encontraba en obras y su función había dejado de ser presidio, lo iban a reconvertir –que paradoja- en palacio de justicia.

Nos movilizamos. Visitamos a Enrique Cerdán Tato, amigo y cronista de Alicante quien nos dirigió al Teniente Fiscal de la Audiencia Provincial, Miguel Gutiérrez Carbonell. El Ministerio de Justicia ya no tenía la competencia pues habían comenzado las obras y autorizar la entrada correspondía a una gran empresa a la que se había le adjudicado la contrata. Visitamos el estudio del arquitecto que dirigía el proyecto, pero se encontraba en México de viaje.

Desolados y casi derrotados la providencial nos envió a José María Perea, ex concejal del Ayuntamiento de Alicante y periodista, José María Perea quien nos consiguió poder entrar en un lugar donde todos querrían salir, la cárcel. De aquel momento de grabación se pueden contar algunas anécdotas ya que en la cárcel pudimos reunir a un buen número de actores del grupo de teatro Arenal de Petrer, a amigos, familiares y admiradores del poeta, algún albañil de la obra.

Nadie cobro por su participación. Cuando nos preguntan qué tiene la película de extraordinario, contestamos que su valor reside en la extensa entrevista, única e irrepetible grabada en la casa del poeta, donde nos cuenta sus vivencias, sus ideas filosóficas, religiosas, literarias, políticas... Es una suerte que el milagro del cine conserve y haga presente la imagen, el hombre y la voz conductora de su torrente poético. La película se presentó al público por primera vez, el 10 de diciembre de 1992, en el antiguo salón de actos de Caixapetrer.

Desde entonces han pasado veinticinco años y es más que evidente que la grabación y el montaje de película han quedado técnicamente obsoletos, además, contiene algunas incorrecciones narrativas sobre hechos que hemos sabido mejor años más tarde. Es evidente que los medios de producción digital y los efectos especiales al alcance hoy dejan en la prehistoria a los utilizados en el documental, aunque es cierto que guarda cierta dignidad.

Siempre fue nuestro propósito dar difundir la obra poética de Paco Mollá, dar a conocer sus libros y con el documental hemos aprovechado cualquier ocasión para ponerla en las manos de cuantos poetas o escritores hemos podido como han sido Mario Benedetti o E. Cerdán Tato, entre otros. Esta voluntad de difusión nos llevó a presentar la película en la quinta edición del mercado cinematográfico independiente europeo, Euro-Aím, celebrado el 25 de junio de 1993 en San Sebastián.

Previamente, la película había sido subtitulada en lengua inglesa y más tarde, seleccionada por una empresa de Bruselas para ser proyectada junto a otras 36 cintas que presentaba España. Nos indicaron que había posibilidad de que fuera adquirida por cadenas de televisión, pero el alto coste y la falta de apoyo económico por parte de organismos oficiales, hizo imposible nuestra asistencia. Hemos oído alguna vez, que la obra poética de Paco Mollá no tiene la calidad necesaria para figurar en los libros de texto de los colegios y los institutos, que es un producto literario menor destinado a amigos y familiares.

Se equivocan los que así piensan. Quizás sea necesario dar una difusión más amplia a su obra literaria. Sin menos cabo del esfuerzo positivo que están realizando el Ayuntamiento y la Fundación que lleva el nombre del poeta, por ejemplo, fue una oportunidad perdida la que brindó el año de conmemoración del 75 aniversario de la muerte del poeta Miguel Hernández para dar a conocer fuera de los límites provinciales los poemas y las vivencias que Paco Mollá escribió en la cárcel al lado del poeta universal. Para terminar, queremos dar las gracias al Ayuntamiento, al Concejal de Cultura, a la Fundación y a la Asesoría Navarro por su esfuerzo económico realizado en la edición gratuita del documental, sobre la vida y la obra de un hombre bueno que nos enseñó con sus versos y su ejemplo el camino de la naturaleza, la belleza, la paz la solidaridad y muchas cosas más. Gracias.     

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios