Ramón Poveda lamenta una campaña en su contra tras ser denunciado por un policía local

Ramón Poveda lamenta una campaña en su contra tras ser denunciado por un policía local

El concejal Ramón Poveda lamenta el “hostigamiento” que está sufriendo de la Policía Local que ha derivado en denuncia ante los tribunales

El edil socialista Ramón Poveda ha lamentado lo que a su juicio es una “campaña de hostigamiento” por una parte de la Policía Local de Petrer, que ha derivado en una denuncia ante el juzgado por unas supuestas e “infundadas”, añade el edil, amenazas.

Nota de prensa/ Los hechos se remontan a noviembre de 2018, cuando el edil y el concejal de Esquerra Unida, Rafael Masià, que circulaban en el mismo vehículo después de asistir a un acto cultural, fueron parados por una patrulla de la Policía Local. “Nos tuvieron 45 minutos con las luces del vehículo policial encendidas como si fuéramos delincuentes”, ha indicado Poveda quien se sorprendió de que “cuatro meses después de este incidente uno de los agentes policiales decidió interponer una denuncia contra mí en el juzgado por presuntamente haberle amenazado, nada más lejos de la realidad, sin que en ese momento dejara constancia absolutamente de nada en el parte policial”.

El edil se enfrenta a una posible falta leve en caso de que el juez así lo estime.
  Para el concejal todo este asunto tiene su origen en el conflicto que una parte de la Policía Local ha planteado al pueblo de Petrer al pretender aumentar sus sueldos anualmente en torno a 3.000 euros, cuando en la actualidad sus salarios ya están por encima de la media de las policías locales de la provincia.   “En este último tramo de la legislatura el equipo de gobierno, en general, y en especial los concejales del Partido Socialista estamos sufriendo un fuerte hostigamiento, que está afectando a nuestras vidas particulares”, ha señalado Poveda para quien resulta cuanto menos curioso que “el agente espere cuatro meses para poner la denuncia, haciéndolo coincidir así con la campaña electoral”.                

Para el regidor socialista hay un “claro objetivo de desestabilizar al equipo de Gobierno,  para que cedamos a sus presiones para una mejora sustancial en sus condiciones salariales”, y ha señalado que está muy tranquilo porque “tengo la conciencia muy limpia de lo que hice y en ningún caso fue amenazar a un agente de la autoridad”.
  “Durante este tiempo nos han proferido insultos en público como mafiosos, mentirosos, caciques, filibusteros y hasta fascistas”, ha subrayado, señalando a continuación que “creemos que están utilizado métodos intimidatorios,  y esta situación está afectando a nuestras vidas particulares y la de nuestros familiares”.    

El incidente ocurrido hace cuatro meses no es la primera vez que sucede. Poveda ha relatado que “hemos sufrido persecuciones, controles con las sirenas de los vehículos encendidas durante casi una hora, como si fuéramos delincuentes, se nos ha llevado el coche de la plaza del Ayuntamiento, llegando incluso a enfrentarse delante de nuestros hijos, tienen controladas las matrículas de los coches de toda la familia…”.
 

El grupo municipal socialista considera que cualquier reivindicación es legítima, “pero estos métodos de presión son inaceptables y sobre los cuales no vamos a ceder”, han señalado.

1 COMENTARIOS
Tetería Mil y una noche

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

1 comentarios

  •  
    El que todo lo ve
    26 Apr 2019 08:22

    Estimado Sr.
    si un juez ve indicios de delito, y lo admite a tramite, por algo será.

    Sea valiente y actue en funcion del codigo de buenas practicas de su partido.

    Si fuera de otro partido seguro que politicamente diria lo mismo y lo veria bien. O preguntele a si companero de Partido el Sr Portillo por su publicacion
    No sea hipocrita y dimita en menos de 24h

    No insulte nuestra inteligencia. Y si despues se comprueba que tiene razon.... pues nada vuelva otra vez.

    Pero ahora sea un hombre y actue como tal, aunque no le guste